Lecciones de UX del nuevo macOS Big Sur

La interfaz está para servir al usuario, no debe llamar la atención sobre sí misma. Elimina la complejidad visual y aumenta la relación señal / ruido.

Ponga la privacidad y la transparencia en primer lugar. Es en el mejor interés de su usuario.

Invierta tiempo y esfuerzo en mejorar las tareas y los flujos clave de su producto. Valdrá la pena al final.

Mantenga la coherencia y cumpla con sus propios estándares. Reduce la carga cognitiva, hace que la interfaz de usuario se pueda aprender y da una sensación de familiaridad y confianza.

El acceso rápido a la información y los controles generales del sistema hace que una interfaz se sienta confiable y predecible, y genera confianza.

Al hacer un rediseño, recuerde el sesgo de familiaridad: las personas prefieren las experiencias familiares. Es mejor construir a partir de lo que tiene en lugar de crear una experiencia completamente nueva.

Comunique claramente las consecuencias de las decisiones, preferiblemente de forma visual.